Servicios
Energéticos

Iluminación por inducción

Las lámparas de descarga electromagnética son una evolución de las lámparas fluorescentes, pero con la diferencia de que no usan un electrodo para inducir una corriente en el interior. La rotura del electrodo o desgaste del electrodo son las principales causas de fallo de las lámparas de descarga, ya sean de halogenuros, vapor de sodio o fluorescentes. 

 Induccion I

Las lámparas de inducción electromagnética tienen una eficiencia intermedia, cercana a las lámparas de vapor de sodio. Mediante un estudio lumínico ajustado a las necesidades del proyecto, se pueden conseguir ahorros en torno al 20% respecto al vapor de sodio y al 50% respecto al vapor de mercurio.

Induccion II

La larga vida útil debido a la ausencia de electrodos representa una de las principales ventajas de las lámparas de inducción electromagnética. Se evitan todos los costes asociados a repuestos y mano de obra.

Induccion III

El índice de reproducción cromática es similar a los 80 del LED y muy superior al resto de las lámparas de descarga del mercado. Un buen CRI permite distinguir adecuadamente los colores.